LETRA

Por eso no confío en pibas, pero sí en mis chavales.
porque el tiempo es el que demuestra quien vale.
la música está bien, pero hay veces que hasta duele cuando sale.
si te piras sólo me quedará echarle dos cojones.

Parece que no pilláis el cariño que hay detrás,
me dan ganas de mandar a tomar por culo el rap.
mi paz está en los ojos de quien me sepa escuchar.
mi puta vida está dentro del track.

El mejor sonido del barrio en mi cuarto,
me estoy ganando plaza en el infierno.
las luces de mi calle no han vuelto a sonreír desde que no nos vemos,
al menos respiro mejor desde que nos odiamos.

He vuelto a recorrer Príncipe Pío de la mano
del rencor que guardo desde aquel «adiós».
volví a tomarme la música como un regalo,
a escupir al pasado, a masturbarme solo y pedir comida china pa’ dos.

Estas ojeras son de soñar poco y hacerme el amor.
de escribir a deshoras otra canción en mi habitación.
que no estoy loco, tengo el coco puesto en NY,
mi otro yo me trata de hijo de puta bajo los focos.

Soy el chaval que se sienta al final del bus
y escribe fechas y nombres en el cristal, quién eres tú.
el que se abrocha la sonrisa cuando sale de casa,
y piensa que el mundo es una puta mierda y que todo le cansa.

No he cambiado tanto desde que nos despedimos.
recuerdo cada paso en el camino,
los dos mil pies hasta tu casa y todo el recorrido.
el cariño que pusimos, las hostias que nos dimos.

Guardo este silencio entre comillas y mil frases en reserva.
experto en vivir del pasado y desenterrar mierdas.
jamás entendieron que fuera feliz con tan poco,
igual es que para mí no era poco.

Tampoco es que te odie, tienes derecho a vivir tu vida.
pero no voy a encontrarme en los ojos de otra piba.
espero que estés aprobando, que estudies la carrera que te guste,
que no seas infeliz como la mayoría.

Aprendí de memoria nuestros días,
me acostumbré a tus malas caras, tía.
me acostumbré a tus cambios de humor, pero te fuiste y ya no eres mía.
por lo menos conservo el rencor y las fotografías.

Ningún otro hijo puta te va a querer como yo te quería.
claro que entiendo que me odies, yo también me odiaría.
si vieras en qué me he convertido me escupirías.
yo también me odiaría.

Soñamos con viajar por toda Europa, con quitarnos la ropa
en un hotel de París.
recuerdo tu respiración quemándome en la nuca.
me calaste dentro, hija de puta.

Ahora suelo salir a calle y vigilar cada avenida,
por si te veo aparecer y se me viene el mundo encima.
espero que te vaya de puta madre en tu vida,
que te propongas todo y lo consigas.

Recuerda que hubo alguien que siempre te quiso tal y como eras.
que se dejó la puta polla escribiéndote temas.
que te acompañaba hasta casa o a donde quisieras.
que no podía dormir sin que durmieras.

Tuve la suerte de conocerte,
de despertarte a besos y aprender de memoria tus ojos verdes.
avisa si quieres volver a verme, yo sigo donde siempre.
nada ha cambiado desde que te fuiste.

COMPARTIR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VIDEO