LETRA

El templo de mi risa dura un vendaval
si tengo una de arena y cinco mil de cal
en los labios de judas todo sabe a invento
y en la boca del tiempo todo sabe a sal

Invítame a una caña y yo te pesco el cielo
nos sobra con el hielo de mí palpitar
lo malo de la luna es que conoce el suelo
y no muerde el anzuelo de estrellas de mar

Nunca entendí que pena chocó en tu carril
pero escribí un poema por cada raíl
el mes de marzo vino y se escuchó un fusil
prefirió suicidarse que esperar a abril

Debato entre la vida y la muerte, la visa y la suerte
y el viento meciendo un día gris
sé que la Torre Eiffel no es tan grande y tan fuerte
como el miedo a verte y perderte en Paris

Hice parapente en tu vientre y terminé en tu mente
robando un recuerdo feliz que sembré en mi herida
para curarte la vida con mi propia cicatriz

No me llega una carta de la nacional
el infierno no tiene código postal
las huellas dactilares no están en los dedos
las tiene el miedo cuando llama detrás de un cristal

Okay
La soledad me cobra por hacerme compañía
en el tren de cercanías entre las vías del no
el tiempo me ha tomado más de una fotografía
que reviso cada día pero nunca salgo yo

La vida es sólo un ruido que pasa veloz
iomita su sonido y se te va la voz
un medio corazón roto por mucho que encuentre a otro
solo e ignoto Nunca formará dos

No estoy borracho me bebo sentimientos
te veo en 4×4 te beso a doble tempo
escribo pareados entre tus ojos y el viento
para formar mil tornados y perdernos en su centro

Puedo ser tu apocalipsis en tu boca de piscis
que flote mi Rest in peace quiero morir en tu elipsis
dejando tu Roma en crisis en tus labios soy París

Hay un cuervo en mi almohada viéndome dormir
deje mi velero enterrado en la arena
por ser marinero en tu piel de sirena

Mi sueño es un lugar perfecto para morir
perdimos el tren con todos los poemas
y escribí je t´aime en una luna llena

Ese alumno de clase ya no va a venir
y sin ser Da Vinci pinté tu melena
y te comí a versos en mi última cena

Se le olvidó sentarse y aprendió a sentir

Debato entre la vida y la muerte, la visa y la suerte
y el viento meciendo un día gris
sé que la Torre Eiffel no es tan grande y tan fuerte
como el miedo a verte y perderte en Paris

Hice parapente en tu vientre y terminé en tu mente
Robando un recuerdo feliz que sembré en mi herida
Para curarte la vida con mi propia cicatriz

COMPARTIR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VIDEO