LETRA

Cuando yo dejé de, cuando parecía que, todo era tan,
los cuatro por Marruecos, escuchando Jazz,
cuando papa sele, cuando tú estabas quete,
y nosotros eramos tan, cuando Pompeya vio estallar el volcán,

Pisando fuerte, volando recto,
no quiero verme como alguno que recuerdo,
colga’o del puente, ojos abiertos,
hasta mi muerte creo que seguiré jodiendo,

Aquí se suicidan 10 personas cada día,
200 las intentan ¡Qué herejía!
¿Acto de libertad o de cobardía? ¿Qué dirías?
espera, el que no pidió venir aquí puede irse cuando quiera,

Cuando murió mi abuela Lola yo estaba encerrado,
no fui pa’ que mi familia no me viera esposa’o,
dijisteis que «Proyecto hombre» era una academia,
hasta que entré un día, la vi allí fregando,

Comprendí porqué mi tía siempre estaba peleando,
entendí que era el dinero y que mis pa’es gritaran tanto,
mi ma’e en el bar, to’a la tarde trabajando,
mi pa’e por la noche con navajas y borracho,

Normal que se levantara luego cruzado,
hay muchas cosas que no entiendes cuando eres muchacho,
hay muchas cosas que no sabes y que te dejan rastro,
hay mariposas que aletean y crean tornados,

Te vi comerte más de 10, la vi quitártelas la tela, forcejeando,
no sé qué es real, solo estoy recordando,
si yo fuera mi propia censura, lo acabaría dejando,
no es solo mi vi’a sino otras vi’as que trascienden a la mía,

Mi poesía es rara, desgarrada,
demasia’o sincera en un lugar de hipocresía,
en un mundo de barreras,
me gustaría que to’ esas cosas no las recuerdes,
pefiero recordarlas, tenerlas presente,

Jamás te avergüences de aquello que te hizo fuerte,
Jamás te avergüences de aquello que te hizo fuerte,
Jamás te avergüences de aquello que te hizo fuerte,
Jamás te avergüences de aquello que te hizo….

Jamás te avergüences de aquello que te hizo fuerte,
Jamás te avergüences de aquello que te hizo fuerte,
Jamás te avergüences de aquello que te hizo fuerte,
Jamás te avergüences de aquello que te hizo fuerte,
Jamás te avergüences de aquello que te hizo fuerte,
Jamás te avergüences, jamás te avergüences….

Cuando tú eras tan, cuando yo era tan,
cuando mi hermano era tan, cuando todos éramos tan,
jamás te avergüences de aquello que te hizo fuerte,
hermano y hermana de este mundo…

COMPARTIR

VIDEO