LETRA

No es nada fácil cuando veo que discuto con mi persona,
me grita, me suplica mientras siento que se ahoga,
pide que me quede, que nunca la dejé sola,
¿y qué hago cuando siente que tampoco se controla?

Tengo un dolor de barriga al que le llaman ansiedad
reconozco que me miento para evitar la verdad,
la coraza que alimento cuando ya no puedo más,
y las lágrimas que suelto cuando me pongo a cantar.

Tengo que cuidarme un poco y no sé por dónde empezar,
he dejado muchos vicios pero me he vuelto a enganchar,
no quiero tener hijos, no los quiero ver llorar,
para mí crear a alguien como yo sería hacer algo mal.

Paso de alimentar a alguien con lo que me duele,
ver sufrir a los que quiero es algo que me puede,
verme sufrir a mí misma ya ni me sorprende,
si creo que esto va bien y a la mínima se me tuerce.

Vuelvo a cometer ese delito,
de abrir los ojos ante el problema pero aguantar cerrando el pico,
ya casi nunca me pica el hocico,
pero entro a darme de hostias si me miras sabiendo lo que he escondido.

Ni puta gracia, ya no siento la anestesia,
en la farmacia no hay remedio pa’ la amnesia,
quién me va a decir que lo que pasa es lo que pesa,
si yo sola cojo el beat y las cartas sobre la mesa.

Tú reza, pa’ que yo me calme pa’ que siga,
si alguien entiende de lo que hablo loco le bendigan,
al que compra la entrada un besito en cada herida
sumido que todos sufrimos, ninguno se olvida

No quieras conocerme más mi vida,
cuándo entras gratis al recinto siempre se complica la salida,
yo creo bombas como en Hiroshima,
el problema es que cuando caen siempre caen encima mía

Y sigo en ese bucle de creerme que no valgo,
de entrar en una depresión de la que no me salgo,
de escribir lo que siento a ver si me sirve de algo,
y de tanta sensibilidad sentir que pierdes tacto

Joderme la piel desgraciando este lienzo,
con un pincel oscuro, puro, duro y denso,
versátil fui, pero no sé si lo sigo siendo,
digo el precio de mi cuadro y no querrán ni verlo

No puedo venderlo, no querrán comprarlo,
te cuesta ver lo caro cuando no puedes pagarlo,
claro que me duelen mis modales cuando salto,
si me ha vuelto a pasar y ya sabía controlarlo

No me fío de mí, me tengo miedo,
aunque sé que nunca me arrepentiré de no ser un cordero,
yo solo soy fiel a to’ lo que siento,
y si algún día me mato sé que al menos me lo haré queriendo

Nunca pagaré lo que me debo,
por eso cojo mi rencor y mi dolor y me he apañado un sueldo,
si a ti te aburre to’ lo que te cuento,
imagínate a mí que tengo que convivir con ello dentro

Que tengo que sacar lo que te cuento cuándo canto,
que tengo que sentir lo que te canto cuándo cuento,
tengo que pensar en el vacío cuando salto,
tengo que saltar cuando siento que no me tengo.

Mantenerme fuerte cuando sé que caigo,
pero caerme mientras me levanto de lo suelto,
soltarme de lo que me agarro cuando ya no avanzo,
avanzar sin retroceder olvidando el recuerdo

Que tengo que sacar lo que te cuento cuándo canto,
que tengo que sentir lo que te canto cuándo cuento,
tengo que pensar en el vacío cuando salto,
tengo que saltar cuando siento que no me tengo.

Mantenerme fuerte cuando sé que caigo,
pero caerme mientras me levanto de lo suelto,
soltarme de lo que me agarro cuando ya no avanzo,
avanzar sin retroceder olvidando el recuerdo

COMPARTIR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VIDEO